Conócenos


 

Nuestro primer día

 

Recorremos este camino…

…con humildad

Nos echamos a un lado para dejar que cada cual se descubra, se muestre tal y como es, sin expectativas y con toda la confianza por nuestra parte. El acto de aprender continúa siendo un misterio que además resulta ser diferente en cada caso; de la mano de la humildad aceptamos el reto de no saber exactamente cómo se desarrolla cada individuo y apoyamos su proceso con el corazón.

…libre y responsable… mente

Escuchamos el susurro del alma que nos dicta el camino a seguir, un camino único, y a la vez compartido, en el que ejercemos libremente el poder de decisión y nos responsabilizamos de nosotros mismos. La búsqueda es hacia dentro y la elección de vida es nuestra.

…todas y todos juntos

Aprendemos unos de otros sin importar la edad, el sexo, la raza, la religión… en un espacio de todos y para todos, donde cada cual escoge con quién y a qué dedica su tiempo. Reconocemos que la clave está en la unión y no en la separación, honrando la individualidad a través de la comunidad.


Agradecemos el apoyo de todos los implicados que nos es imprescindible para poder lograr nuestro propósito. Esta aventura que tanto tiempo llevaba aguardándonos la vivimos con entusiasmo y desde el corazón.

¡Gracias, gracias, gracias!

 


Qué es La Rosa de los Vientos

Quiénes somos

Espacio

Horario y Asistencia

Preguntas Frecuentes

Más sobre el concepto Sudbury